Es sbien sabido que lo mejor para rendir en la cama es hacer ejercicio regularmente y tener una dieta equilibrada, evitando el sedentarismo y hábitos tóxicos como el tabaco o el alcohol. Si bien con salud y juventud, sin patologías importantes, todos hemos sido unas “máquinas”.