La lengua es un órgano versátil en el que no pensamos directamente cuando hablamos de sexo. Pero en cuanto hace su aparición, ya se produce la conexión mental con su implicación en el erotismo y en el sexo explícito como en el sexo oral.

 

Por la misma razón se nos antoja la boca, la cual ponemos en contacto con todo el cuerpo del otro y con sus genitales como cuando se trata del sexo oral. Esta práctica, que cuanto más furtiva se presenta, más excitante y satisfactoria termina siendo.

 

De manera que la boca es un órgano sexual indirecto del que nos servimos para dar y obtener placer en un encuentro íntimo. Si besar puede ser erótico entre una pareja, el grado superlativo del sexo se produce mediante la boca en una felación o un cunnilingus. Ambos son prácticas de las más placenteras en el sexo y en ocasiones incluso son más deseadas que el propio coito.

 

Cierto es que no hay nada más erótico que una boca entreabierta por donde se asoma una lengua dispuesta a lamer un helado o rodear un plátano con los labios. Es inequívocamente erótica y eso a nadie se le escapa. La lengua es placer en sí misma y es capaz de dar y recibir las mayores satisfacciones al ser humano, como el alimento y el sexo, muy parecidos en muchos aspectos.

 

Hasta que por fin aparecen los vibradores lengua para subir unos peldaños más la fiebre por el sexo oral. Hay ya varios modelos diferentes y de aplicación diversa. Los que se introducen en la lengua como un anillo en forma de funda o los que son vibradores con forma similar a un dildo para estimular el clítoris y la vagina, haciendo los mismos movimientos que la lengua.

 

Sublimar el sexo oral es su propósito y lo consiguen. Dentro de la gama de los vibradores está escalando puestos y haciendo furor entre los fanáticos de esta práctica. El anillo con vibrador para la lengua es además el creador de sensaciones para ambos, mientras que el vibrador con forma de lengua cuyo movimiento se activa apretando el botón de contacto actúa más independiente. Ambos van a por todas en cuanto a satisfacer a sus más ardientes seguidores, especialmente mujeres.

 

Pero como no hay fronteras en este caso, son aptos para el masaje oral en el ano igualmente, así que la experiencia merece la pena.