tuppersex en Granada

05 jul

Este verano disfruta del sexo seguro

En verano las relaciones sexuales se intensifican. La llegada del buen tiempo nos hace estar de mejor humor, la ropa es más escasa y las vacaciones son sinónimo de disfrutar. Tenemos más tiempo libre y salimos más. Los juegos sexuales en esta época del año sólo tienen una pega y es que, muchas veces, hace demasiado calor. Aunque cuando la pasión nos desborda ya no hay forma de dar marcha atrás. Según nuestra experiencia en la organización de reuniones tuppersex en Granada es buena idea innovar para no pasar calor con el sexo. Así que vamos a salir de la cama y a buscar rincones más fresquitos donde dar rienda suelta a nuestras fantasías.

Puede parecer una tontería, pero la climatología puede influir directamente sobre nuestro deseo sexual. De hecho, en invierno las parejas tienen más necesidad de estar en contacto para entrar en calor y las relaciones se incrementan notablemente. Podemos pensar que en verano será todo lo contrario, pero nada más lejos de la realidad. El calor favorece el aumento de niveles hormonales que se encargan de despertar nuestra lívido.

Eso sin contar que las altas temperaturas hacer que la tela de nuestras prendas sea mucho más escasa, dejando mucho menos a la imaginación y despertando algunos de los instintos más primitivos. Además de las cuestiones climáticas, hay otro factor que influye en la calidad y la cantidad de nuestras relaciones: las vacaciones. Es evidente que tendremos más tiempo libre, lo que también favorece los encuentros sexuales.

Ya estamos preparados para ir a la playa o la piscina, pasar más tiempo con amigos y familiares y ¿por qué no? También para incrementar nuestra actividades más placenteras. Sin embargo, hay algunas cuestiones que deberemos tener en cuenta para preservar nuestra salud sexual. El calor hace que sudemos y estamos más expuestos a la humedad, algo que relacionado con algunos métodos anticonceptivos puede incrementar el riesgo de padecer candidiasis y otros problemas por hongos o bacterias. Evita, en la medida de lo posible, el bañador o el bikini mojado durante horas.

La higiene se vuelve más importante. No podemos evitarlo, el calor nos hace sudar y por ello debemos incrementar nuestra rutina de higiene, algo que es extensible a nuestras partes íntimas. Es recomendable utilizar prendas de algodón que permitan la transpiración. Y, por último, la seguridad en las relaciones sigue siendo esencial.

En El Cajón de tus Secretos te invitamos a saborear al máximo tu verano, pero siempre con precauciones. Siempre puedes adquirir lencería sexy o preservativos divertidos para no preocuparte de nada más que de relajarte y disfrutar.