juguetes eróticos en Granada

24 nov

¿Qué es el pegging?

Hablamos de una práctica sexual en la que la mujer penetra analmente a su pareja masculina, ayudándose de arneses o consoladores. El sexo anal es placentero para ellas, pero también para ellos y aunque, hoy en día, disponemos de gran cantidad de información y hemos naturalizado el sexo, lo cierto es que el pegging siendo un tema tabú. En nuestra tienda de juguetes eróticos en Granada sabemos bien que son muchas las parejas que abren su mente y se disponen a innovar y a probar nuevos placeres. Los arneses ya no son sólo cosa de chicas.

El principal problema del pegging es que muchos chicos heterosexuales se cierran en banda a probar el sexo anal, al considerarlo una práctica homosexual. Se equivocan. Los que se atreven a probarlo coinciden en señalar que el placer es infinito. El juego en sí consiste en la dominación femenina, es ella quien debe acariciar, lubricar y penetrar. Ellos se vuelven locos con el cambio de roles y ellas se excitan al llevar la voz cantante y descubrir el placer que pueden darle a su compañero de cama.

El sexo anal, en general, tiene mala reputación y muchos piensan que es sucio. Sin embargo, es una fuente de infinito placer y puede aportar mucha pimienta a las relaciones sexuales. Lo primero que habrá que tener en cuenta es que hay que tomar precauciones y que la zona es delicada, así que habrá que dedicarle atenciones. La clave para que vaya bien será la comunicación y la calma.

El sexo anal en los hombres es una práctica muy saludable y placentera, ya que se masajea la próstata y su estimulación es similar a alcanzar el punto G en la mujer. Seguro que has escuchado, en más de una ocasión, que le punto G masculino se alcanza con la penetración anal, pues se referían a la sensación que produce el masaje de la próstata.

Podéis usar un dildo para practicar pegging, pero si os decantáis por un vibrador anal podéis masturbar a vuestra pareja mientras este juguete erótico realiza la estimulación anal. Además, las diferentes intensidades os permitirán jugar en cada momento para conseguir los mejores orgasmos.

Desde El Cajón de tus Secretos te contamos que hay muchos motivos por los que practicar pegging. Generalmente, las mujeres lo hacen porque quieren llevar la iniciativa en la cama o porque conocen a la perfección los placeres del sexo anal y quieren mostrárselos a sus compañeros de cama. Los hombres pueden ver cumplida una fantasía sexual pero, además, verán intensificado su placer.