La regla, menstruación, periodo… es algo por lo que casi todas las mujeres tienen que pasar cada mes a lo largo de sus años de edad fértil. Más o menos intensa, más o menos extensa… Con cada ciclo lunar, llega. Se quiera o no, interfiere de alguna forma en la vida sexual de las mujeres y sus compañeros(as) en esas actividades. Para algunos desagradable, para otros indiferente y para unos terceros incluso apreciada; para gustos, colores.

¿Qué hacer con el sexo cuando tienes la regla?

Para empezar, nunca deberíamos avergonzarnos de algo natural que nuestro cuerpo produce y que es signo de fertilidad y salud. Siempre se puede optar por dejar de lado la penetración vaginal durante el período, optar por salvar la cama con toallas, o buscar un entorno como la ducha, en el que no tengamos que preocuparnos por las consecuencias. Las opciones solo las limita nuestra imaginación.

Por otro lado, aunque estudios de varias universidades demuestran que el deseo sexual de las mujeres suele ser mayor durante la ovulación (que vendría a ser unos 14 días antes de la siguiente regla), hay un grupo de mujeres que sienten su deseo sexual crecer cuando están menstruando.

Algunos puntos positivos de mantener relaciones sexuales cuando se tiene la menstruación es que la regla sirve como lubricación extra, por lo que la penetración será cómoda y placentera en ese sentido. Y, por otro lado, si sufres dolores menstruales, un orgasmo debería ayudarte con ellos. Así que anímate.

Productos que te vendrán bien para tener sexo con la regla

Si aún así no te convence combinar la menstruación y tu vida sexual porque no lo ves práctico o no le convence a tu pareja, existen métodos para que nadie note que estás en tus días, incluso tú vas a poder olvidarte de ello por un rato.

Tampones blandos

Son los tampones blandos, pequeñas esponjas que se introducen por la vagina, de la misma forma que se haría con un tampón tradicional, a diferencia de que estos no suelen tener el hilo de los tampones tradicionales para ayudar a extraerlos. Esto los hace indetectables a la vista. Y al ser su consistencia la de una esponja, es indetectable también para tu compañero sexual en caso de penetración vaginal.

El producto está diseñado para poder desarrollar un amplio abanico de actividades sin que la menstruación sea una incomodidad; como para deportes, incluyendo natación, estadas en spa, cualquier cosa que te apetezca. O simplemente puedes decidir usarlo como una opción alternativa a los tampones tradicionales y a otros productos de higiene menstrual.

A partir de este punto valoraré mi experiencia con los mencionados tampones blandos. Sólo he tenido oportunidad de probar uno de los modelos:

Soft Tampons (50UD)
Tampones blandos

ORIGINAL SOFT-TAMPONS, tampones higiénicos de fácil aplicación sin hilo, especialmente diseñados para proporcionar la máxima protección, comodidad y discreción durante el deporte, natación… así como para la higiene en las relaciones íntimas durante la menstruación.  Comprar Tampones Blandos 29,06 €

Los tampones vienen envueltos individualmente y son de un solo uso. En mi caso, colocarlo no me supuso ningún tipo de problema, simplemente se trata de comprimir la esponjita entre tus dedos e introducirla cómo se haría con un tampón regular o la copa menstrual. Si este punto te pusiera nerviosa, te informo de que hay modelos lubricados para hacer más fácil su inserción.

Tampones blandos lubricados Beppy 8UD
Tampones blandos lubricados


BEPPY SOFT-COMFORT TAMPONS WET son muy fáciles de introducir y, con su sofisticada y reducida abertura también muy fáciles de quitar. El gel deslizante es aséptico, proporcionando una mayor protección, y huele agradablemente a lavanda.

Tampones Lubricados 15,00 €

Igual que en prácticamente todos los comentarios que he leído hasta ahora sobre este producto, mi compañero no notó absolutamente nada, y evidentemente el rojo no hizo acto de presencia en ningún momento.
Para retirar el tampón simplemente hay que repetir la misma operación que al insertarlo, pero a la inversa. La forma del modelo que he testado facilita la tarea, pues las puntitas hacen sencillo cogerlo entre los dedos, pero en caso de tener dificultades, siempre se puede esperar a que la esponjita se llene y descienda un poco por su propio peso. Sobre todo, no es necesario ponerse nerviosa, el tampón no va a perderse hacia tu interior.

Conclusiones finales

El sexo con la regla debería dejar de ser un tabú. En general la regla debería dejar de ser un tabú, porque aunque ya sea tratada con naturalidad por muchos, parece que otros muchos pasan de puntillas sobre ello. Y como ya se ha dicho antes, es algo completamente natural, sano e inevitable.
Si aún no has hablado con tu o tus parejas sexuales sobre la menstruación relacionada con el sexo, trátalo, hablad de cómo os sentís sobre el tema para estar más cómodos en torno a ello y, nunca se sabe, quizás surgiera algo interesante de la situación.

Otros artículos relacionados con la menstruación:

Sexo con la regla

Sexo con la regla… ¿sí o no?

Copa menstrual rosa

Razones para pasarte definitivamente a la copa menstrual